EMOCIOMETRO

Supongamos que ya sabemos que queremos trabajar la Educación Emocional con nuestros hijos o alumnos, y que debemos empezar por asentar unas buenas bases a partir del desarrollo de su Conciencia Emocional. Y que también sabemos que el EMOCIÓMETRO es un recurso interesante para ello

¿Pero cómo lo hago?

El objetivo principal es que los niños empiecen a manifestar y registrar de alguna manera sus emociones. A partir de ahí favorecer el debate que nos ayude a comprender mejor lo que les pasa por dentro y enseñarles a adquirir una buena alfabetización emocional que le ponga un nombre adecuado a lo que sienten. ¡Esto no es fácil ni para nosotros en muchos momentos, así que paciencia! 

Es muy fácil encontrar en Internet ideas prácticas sobre recursos a utilizar. Tenemos suerte que los grandes maestros del corazón, anduvieron este camino antes y podemos tomar su experiencia práctica en el aula de referencia. Os voy a hablar de las 3 que más me gustan:

1º) Consiste en poner un listado sobre el soporte que queramos con el nombre de los niños o adultos que vayan a registrar sus emociones EMOtabla(padres, profesores, abuelos…) y a su lado dejar un espacio para pegar la carita con la expresión de la emoción que con más intensidad sintamos en ese momento. 

Debemos tener un juego de caras con las emociones que estemos trabajando con nuestros hijos (suele ser buena idea empezar por parejas del tipo alegría-tristeza, y luego ir introduciendo de 1 en 1 o por parejas la enfado-miedo, sorpresa-asco/rechazo y ampliarlo con sentimientos más complejos o elaborados según se quiera como el amor…). Lo importante es que debemos tener tantas caras como emociones estemos trabajando, de forma que éstas sean suficientes para que se pueda dar el caso de que todos elijan la misma emoción y haya suficientes.

EMOpinzas

Luego bastará con que cada uno coloque en su espacio la carita con la emoción. ¡Y empieza el debate o reflexión!. 

Para un entorno escolar me gusta especialmente para ejercitar la lectura en los más pequeños, de forma que durante la asamblea es fácil sustituir el tradicional paso lista y reconozco el nombre de mis compañeros por un ¿cómo te sientes? y para los maestros más comprometidos ¿quieres decirnos por qué?  

El mayor inconveniente  en mi opinión es el número de piezas que hay tener preparadas para cubrir las necesarias para todos los alumnos de clase, pues para una clase de 28 alumnos trabajando las 6 emociones básicas, necesitaríamos 28x6 = 168 caritas de emociones. Me consta que normalmente los maestros tienen sus habilidades plásticas muy desarrolladas y posiblemente no lo vean como yo, que eso del tiempo y las manualidades… 

2º) La segunda opción, consiste en hacer una especie de clasificador con un bolso por cada niño que tenga su nombre para que pueda identificarlo fácilmente. Y los niños puedan hacer sus Confortpropios dibujos para las emociones que estén trabajando, colocándolos con un soporte como un palo de esos de madera de los polos o de los médicos cuando estamos malos, de forma que lo puedan guardar en su bolso y sobresalga la cara por encima del mismo. 

Lo que más me gusta, es que los niños se pueden involucrar aún más en su fabricación, y se pueden utilizar las horas de manualidades para trabajar transversalmente sobre el proyecto EMOCIÓMETRO.

3º) Por última opción, dejo una que es mi favorita para trabajar en casa o si tienes poca maña con las manualidades (como yo). Es la versión EMOpinzas. Es muy sencillo de fabricar y he comprobado cómo funciona hasta desde la versión más simple como la que os pongo. En la que basta con poner las caras de las emociones que estéis trabajando (Puedo enviaros los dibujos para fabricaros uno con EMO el robot: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y pegarlas unas encima de otras. Y luego coger pinzas de la ropa con el nombre de cada persona que vaya a registrar sus emociones. El registro es tan sencillo como que cada uno pone la pinza con su nombre sobre la emoción que sienta con más intensidad. 

La mayor ventaja, claramente la facilidad y rapidez en su fabricación, y el mayor inconveniente (en el entorno familiar) es que os pase como a mí, que al ir a registrar mis emociones me encuentre que ¡la abuela las cogió para tender la ropa!  

He podido comprobar de primera mano, que esta versión o cualquiera de las anteriores os puede dar pie a un trabajo muy interesante con vuestros hijos o alumnos, pero estad preparados para que con este tipo de dinámicas en vez de ser vosotros los que tratéis de saber cómo se sienten vuestros hijos sean ellos los que os pregunten "¿mamá, por qué sientes miedo? ¿qué te pasa? " 

Espero que, sea por el método que sea, cada vez seamos más los que trabajemos las emociones de nuestros hijos y las nuestras propias y ¡cuanto antes mejor!

quoteLos cuentos, en definitiva, transmiten valores sin ser lecciones, enseñan sin dar consejos, y orientan y guían al lector en la gran aventura del vivir cotidiano. Como semillas de conocimiento, sobre uno mismo y sobre el mundo, dormidas en los libros, esperando que alguien las despierte.quote-rtl
Begoña Ibarrola
quoteLa manera ideal de reducir los futuros niveles de violencia, de aumentar los de altruismo, y de prevenir los tambaleos de la salud, pasa por la temprana puesta en  práctica del aprendizaje social y emocional. Ahora más que nunca, la educación debe apuntar al corazón.quote-rtl
Eduardo Punset [Cuaderno Faros]
quoteA lo largo de la vida resultan esenciales: una mayor autoestima, una mejor capacidad para gestionar las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal; pero los cimientos de todas estas aptitudes se construyen en la infancia.quote-rtl
Daniel Goleman y Linda Lantieri